un gran día


El acabar el verano no me ponía triste. En poco tiempo llegaría el día más importante del año (junto con el día de los Reyes Magos): el día de mi cumpleaños. Ella me pondría algún vestidito que lucir, me llevaría a hacer todo lo q quisiera, podría jugar con tooodos los juguetes, la autocracia permitía que escogiera el menú de ese día y esa soberanía por un día me dejaría saborear una deliciosísima tarta de chocolate. Y deseaba al soplar las velas primero ser médico para que mi familia siempre estuviera sana, luego lo cambié radicalmente por mi empeño en ser periodista, pero siempre, siempre pedía que nunca me faltaras.

(Y creo q no lo has hecho.)

2 Respuestas a “un gran día

  1. Es increíble como te “desnudas” cuando hablas de tu madre, me sigo emocionando cada vez que leo algunos de tus comentarios, además, que buena foto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s