La ropa no está hecha para mojarse


¡Qué contrareidad tan curiosa! Cómo se escampan y se vacían las calles cuando la lluvia cae. Nadie se detiene. Todos huyen y buscan artimañas para cubrir su cabeza y no mojarse.  Y raro es encontrar a alguien que se detenga y disfrute de una manera diferente de pasear, del placer de llegar a casa con la ropa mojada, quitársela, y abrigarse. Y luego, ya se lavará esa ropa. Qué más da. ¿Es que acaso esa ropa es más importante que el placer de refrescarse al aire libre acompañado del sonido de las gotas que repican sobre ti?

fotograma de “Midnight in Paris”.

Son recurrentes las escenas con lluvia en el cine. Hoy Cines Renoir ha decidido a través de twitter crear un TT sobre #cinelluvia y me ha hecho recordar varias películas. Una de ellas es “Jeux d’enfants” y su atrevido juego a ser capaz de todo menos de ser sinceros uno con el otro. O “Midnight in Paris” cuando Gil camina bajo la lluvia en ese apasionante viaje al pasado que uno sueña.

Ya que no podemos viajar al pasado, a recrear nuestros más utópicos sueños, ni expandir bajo la lluvia esa felicidad que explota cuando la descubres; detengámonos por un momento a dejar que el agua fluya y cale tu ropa. ¿Qué importa?

Qué tengáis un maravilloso día de lluvia.

4 Respuestas a “La ropa no está hecha para mojarse

  1. Muy cierto lo que dices, uno de los mayores placeres es el de mojarse la ropa (eso sí, si no hace frío), y aunque la lluvia no sea siempre la mejor de entre todas las formas de hacerlo, sí tiene sus particularidades que no tienen otras. La verdad es que me gustaría encontrar a más gente con la que compartir esta afición, ya que hacerlo uno sólo queda raro ¿sabes dónde puedo encontrar más gente así?

  2. Estoy de acuerdo en que la gente se obsesiona con no mojarse( a veces es hasta gracioso) , como si la vida le fuera en ello, cuando en realidad, si se detuvieran en oler esa lluvia, ver como todo se transforma, como toma otro color, otro brillo, en fin, el problema hoy en día es que no nos paramos para nada, nos urge todo, tan dificil es darse cuenta que la vida es solo una y que cada momento que dejamos pasar no vuelve?

  3. En mi caso, me gusta bajar a la playa cuando llueve y tumbarme en la arena y ver cómo caen las gotas. La mezcla del olor del mar y de tierra mojada es un relajante aroma. Después, el placer aumenta al subir a casa y ducharte con agua caliente mientras ves por la ventana las olas agitando el mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s