Protesta contra el ‘tijeretazo’ de 238 millones en enseñanza


Salían los gegants de la plaza de Sant Jaume, con motivo de la festividad de Santa Eulàlia, para dirigirse hacia la catedral y entraban los manifestantes de la concentración contra los recortes en la educación pública. La plaza, que se mezcló también con un ir y venir de personas, ya sea por ser epicentro de calles comerciales o por las diversas actividades organizadas en sus alrededores festejando el día de la patrona de la ciudad, reunió ayer por la tarde unas 2.000 personas (3.000 según los cálculos de los organizadores, 1.700 según la Guardia Urbana) para protestar en contra del nuevo presupuesto de la Generalitat de 2012, que será aprobado el próximo 15 de febrero en el Parlamento de Cataluña.

 

La manifestación fue convocada por los principales sindicatos, asociaciones de estudiantes, profesores y federaciones de padres y madres de Cataluña para clamar por una educación pública de calidad, quienes prevén que puede verse deteriorada con las medidas que quiere afrontar el Gobierno de Artur Mas. “Toda la comunidad educativa está aquí para luchar por garantizar una cohesión social y no permitir que nos roben este bien público que es la educación”, así lo manifestaba Rosa Canyadell, profesora de instituto de secundaria y portavoz del sindicato de trabajadores de Educación, USTEC-STES. El Departamento de Enseñanza, entre otros, sufrirá un recorte significativo en materia de personal, según prevén los presupuestos de la Generalitat. Para protestar contra el tijeretazo, padres, madres, niños y jóvenes lucían ayer camisetas y pancartas amarillas (color del riesgo), con el lema S.O.S. ensenyament públic de qualitat [enseñanza pública de calidad].

El secretario general de UGT en Cataluña, Josep Maria Álvarez, también estuvo presente en la protesta, como los principales representantes de otras organizaciones y plataformas participantes. Álvarez tildó la medida del Gobierno catalán de “precarización de la educación” y añadió que desde la Generalitat están haciendo una política “en contra de los derechos de la ciudadanía”. Asimismo, aprovechó para expresar su postura contra la reforma laboral y anunció que el próximo 19 de febrero “la calle responderá”.

El presupuesto destinado a Educación será de 4,5 millones de euros y sufre un recorte de 238,5 millones sobre el de 2011, (el 12% menos), sin olvidar que el alumnado ha aumentado en 100.000, según reconoció la consejera Rigau recientemente. Rigau, ajena a la protesta, participó ayer en el XV Taller de Lengua y Literatura Catalanas junto con profesores de secundaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s