Toda una experiencia. Todo un placer.


Mis botas ya pueden contar una historia más. Que pisaron el desierto del Sáhara, por ejemplo. Que anduvieron por las calles de Tozeur. Que recorrieron una capital que brindó la oportunidad (a través de la misma herramienta que yo estoy empleando, los blogs) de abrir una ventana al exterior y ser la ciudad líder de toda una primavera de revoluciones.

Mis ojos ya guardan un recuerdo más. Solo tengo que cerrarlos y todas las imágenes estallarán en mi imaginario. Las fotos lo harán tangible, pero solo yo podré entenderlas si evoco los olores, los sonidos y las emociones. Viajar es un placer indescriptible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s