Nueva ocupación en Sabadell


20120528-111350.jpg

El edificio del número 38 de la calle de Sant Vicenç de Paül de Sabadell (Vallès Occidental) es desde el sábado un nuevo punto de acogida para familias desahuciadas por no poder pagar la hipoteca en esa población. “No es una ocupación, es dar cobijo a esas familias que los bancos han dejado en la calle”, declaraba Pau Llonch, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y la Crisis (PAHC) de Sabadell. Ayer, familias en esa situación pasaron la primera noche en viviendas del bloque, propiedad de Catalunya Caixa. Según informó la organización de la PAH, el edificio acabó de construirse hace más de cuatro años y desde entonces no ha sido ocupado por ningún inquilino. “Hemos comprobado que llevan más de cuatro semanas sin recibir visitas”, explicaba Llonch.
Los activistas de la PAHC han decidido seguir una serie de criterios para atribuir las tres viviendas del edificio, empezando por el hecho de que sean familias desahuciadas que hayan agotado todas las posibilidades de disponer de alojamiento. La entidad bancaria declaró a la agencia Efe que ejercerá las acciones legales que crea oportunas para recuperar el edificio.
Desde hace un año, cada miércoles un centenar de personas se reúnen en el local de la asociación de vecinos de Torreguitart para proponer y organizar medidas para cooperar con desahuciados y familias en situación de riesgo. El Ayuntamiento apoya la propuesta de ceder parte del parque de viviendas de los bancos para casos de emergencia. “Los bancos aún no han respondido”, lamentaba Llonch.

“Estamos tan arruinados, que no nos quedan ni lágrimas”

En el último piso del bloque ocupado en Sabadell, seis personas se reunieron ayer para compartir sus experiencias. Todos ellos eran trabajadores autónomos y actualmente están en paro. Hace más de un año, la PAH de Sabadell les tendió la mano. “Ya no me siento culpable”, explicaba una de las afectadas, “sino más fuerte, desde que entré en la plataforma”. Una de ellas, que no quiso desvelar su nombre, es madre de dos hijos y explicaba que su situación económica era estable hace tres años. “Nos iban bien las cosas con la tienda, un bazar, y decidimos comprar una casa más grande”, recordaba.
El banco les recomendó que no vendieran la vivienda que dejaban: “Nunca olvidaré sus palabras: ‘No seáis tontos, los pisos siempre suben, nunca bajan’, nos dijeron”. La entidad bancaria insistía en que vendieran la antigua casa un año después, en que esperaran a que se revalorizara. “Pero sí fuimos tontos. Nos creímos sus palabras”, explicaba.

En el antiguo piso cuelga desde 2008 un cartel de se vende quemado por el sol. En el nuevo, no les ha dado tiempo ni de anunciarlo. Este jueves tienen la primera reunión con la entidad bancaria, “para ver si podemos alargar la fecha del desahucio”. Las seis personas reunidas lamentaban el infortunio que acarrea ser autónomo. “Trabajas y pagas como todos, para luego no tener derecho a paro”, se quejaban. “Estamos tan arruinados que no nos quedan ni lágrimas”. Escucharse les servía de terapia, decían. “Antes me avergonzaba de mi situación, pero contarlo me ayuda”, explicaba uno de ellos. Y todo reclamaban a los bancos que asuman el error: “Yo me equivoqué en creerles, pero ellos en estafarme”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s