Ramon Benedito: “El artista tiene que tener curiosidad por conocer los hechos que suceden en el mundo y así entender su momento”


Ramon Benedito (foto: Alberto Gamazo)

Ramon Benedito (foto: Alberto Gamazo)

Ramon Benedito, destacado diseñador industrial, se formó en la misma escuela de la que ahora es director: la prestigiosa escuela de diseño ELISAVA. Acumula premios y una experiencia sólida con proyectos en empresas como Balay, Carlsberg, Renfe o Repsol. Cree que en un mundo caracterizado por una obsolescencia programada, necesitamos referencias que nos orienten y será gracias a una interpretación creativa como podremos encontrar las respuestas adecuadas.

Las prácticas permiten acercar a los alumnos al mundo laboral, y a las empresas, conocer el talento de las nuevas generaciones. ¿Cómo garantizar el éxito de esta transmisión?

La universidad te dará un 50% de lo que necesitas para desarrollar una carrera profesional competente. E ir al mundo empresarial compensará esta carencia, hasta el 100%, para conseguir la máxima eficiencia. Pero hay varias maneras, no solo con unas prácticas. Puedes organizar talleres, workshops… Donde los alumnos trabajen iniciativas que promueven los propios empresarios con propósito de futuro. Las empresas necesitan a veces una respuesta fresca, avanzada, que genere nuevos escenarios. Y los alumnos descubren cómo pueden ser útiles para la sociedad, para la empresa y cómo generar, así, escenarios singulares, con un tono de distinción y que no sean herencia de una situación anterior. Construir el futuro. Hay otra posibilidad, en la que el estudiante tiene un proyecto, una idea que le ilusione y le gustaría trabajar porque cree en ello. Un reto que se ve capaz de llevar a cabo. Entonces se trata de buscar empresas donde este alumno, con esta intención, pueda colaborar para lograr un resultado que difícilmente podría conseguir él solo pero sí con la ayuda de una empresa. Y la empresa descubriría talentos jóvenes con muchas cosas que decir. Y porque un encuentro es una oportunidad. Que se conozcan empresa y estudiante siempre es bueno, porque tienen la oportunidad de demostrar su valía.

¿La creatividad acaba convirtiéndose en copias reinventadas? ¿Cómo se desarrolla el estilo propio?

Tomaré una silla como ejemplo: si haces una silla ahora, ¿estás reinventando? Quizás cuando se creó la primera silla no existía el conocimiento que hay ahora de otros materiales, de nuevos procesos de fabricación a tu alcance, de una sociedad más avanzada, que adecúe la forma a los nuevos materiales y que resulte en nuevas maneras de expresar. No reinventas, realmente creas una nueva, porque una silla puede no tener nada que ver con la otra. Más que reinventar, hablaría de una evolución.

HAY COSAS QUE CAMBIAN Y ENTRAN EN LA DIFUSIÓN DE LA NOVEDAD PORQUE QUEREMOS TENER NOTICIAS QUE COMUNICAR, PERO LO ESENCIAL PERMANECE

Transformar lo existente, ¿es original?

Hay cosas que cambian y entran en la difusión de la novedad porque queremos tener noticias que comunicar, pero lo esencial permanece. Pueden aparecer nuevas situaciones que siempre han estado pero nunca se han solucionado. Hace treinta años no existía la bicicleta de montaña. La montaña siempre ha existido, y las bicicletas ya existían desde hace tiempo. Pero la fabricación de un cuadro más bajo, unas ruedas más ajustadas al terreno, una suspensión adecuada para los desniveles de la montaña… hace que ahora se vendan millones de estas bicicletas. La dinámica de la vida va generando situaciones que necesitan otras respuestas y la gente con capacidad de generar nuevos escenarios tiene que saber reinterpretar, repensar o inventar.

¿Puede el artista crear en un proceso lento con el ritmo cambiante, frenético, en el que nos vemos sumergidos??

La pregunta no tiene una sola respuesta. No es lo mismo diseñar un cartel para un concierto del mes próximo que tiene una determinada identidad, que el proyecto de un edificio que debe durar muchos años. Todo este flujo de tendencias, de estrés, produce unas situaciones en las que tienes que tener claro cómo intervenir, con lo que uno está haciendo y en función de lo que está haciendo. Idear mobiliario para la escena urbana, que saldrá al mercado los próximos cuatro años, y probablemente, si lo hemos hecho bien tendría que durar incluso los próximos veinticinco años.

Y con este ritmo, ¿puede algo todavía durar 25 años?

Hay soluciones destiladas por el tiempo que son inmutables. Realizar una ducha diaria en un contexto de calidad. ¿Qué ha mejorado en mi ducha respecto a la de mis abuelos? Más transparencia visual, incorporación de cromoterapia, poder tener termostato y una precisión de temperatura que puede hacer un entorno más agradable… Pero la función ducha no varía. Nos podemos encontrar en la situación, después de una tarea de investigación, de que se nos adelanta otro. Hay laboratorios investigando sobre fármacos, y una vez lanzan el nuevo producto al mercado, ya lo ha avanzado alguien. Esto es propio de una sociedad dinámica, que investiga, que avanza, y entonces se convierte en algo positivo.

EL DISEÑADOR SIEMPRE TRABAJA A TRES O CUATRO AÑOS VISTA DE LO QUE DESPUÉS SE HARÁ PARA ASÍ ENCONTRAR NOVEDADES

El artista, ¿debe ser más creador que espectador?

Evidentemente. Pero hay que tener en cuenta el contexto donde te mueves, la sociedad donde estás, con las situaciones que se generan en ella, para así proponer algo que no se haya propuesto antes y responda a tus señas de identidad y configurarlo, y por eso es importante ser espectador. No puedes ignorar lo que te rodea. Ser espectador despierta la sensibilidad, ayuda a entender unos hechos que definen situaciones, y una vez las has madurado, sabrás crear y mucho. Siempre tienes que tener curiosidad, no sé si más como espectador o como creador, pero conviene conocer los hechos que suceden en el mundo y así entender tu momento.

¿Cuál debería ser la metodología académica para adelantarse a las necesidades de nuestra sociedad?

Desde ELISAVA tenemos un proyecto docente orientado al descubrimiento de nuevas utilidades y a dar forma a cosas que resuelvan una necesidad real sin olvidar las costumbres del usuario. Tenemos una tarea donde especialistas, con proyectos docentes, con programas en los que la creatividad y la transversalidad de las asignaturas, la diversidad de los temas a tratar forman toda una figura geométrica de muchas caras, y gracias a ello se obtiene la posibilidad de visionar el futuro antes de que ocurra. El diseñador siempre trabaja a tres o cuatro años vista de lo que después se hará para así encontrar novedades. Forma parte de la razón de ser de una disciplina como el diseño. Y su visión de futuro se fabricará construyendo un edificio, que es la formación del alumno, que permitirá una determinada forma de mirar el mundo, otra mirada, una identidad propia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s