Los decorados del futuro


fotograma Los últimos días (2013)

fotograma Los últimos días (2013)

El cine ha dejado grabadas imágenes de ciertos lugares icónicos en el imaginario de los espectadores. El séptimo arte es de las mejores, por no decir la mejor, herramientas para difundir espacios geográficos. Las películas, sin ser producidas como guías turísticas, en consecuencia, ayudan a crear una escena favorable del lugar y lo convierten en imán de turistas. Barcelona, como plató, es una ciudad de moda en el cine y ya goza de varios lugares icónicos cinematográficos.

El Parque Güell y el primer encuentro de Bardem y Vicky, el amanecer en los búnkers del Carmelo en Barcelona nit d’estiu, el horror que se vive en el número 34 de Rambla Catalunya y Rec, los viajes eternos en coche por la Gran Vía de En la ciudad… Y así, un sinfín de escenas. Pero en el futuro, ¿Qué lugares por explorar de la ciudad serían idóneos para un film de terror? ¿O policíaco? ¿Y romántico? Aquí mencionamos algunos posibles lugares potenciales, a modo de sugerencia, para esos directores y equipos de arte que busquen nuevas localizaciones en esta ciudad:

  • Terror. Hitchcock decía que muchos creen que el suspense es un espacio nocturno, lugares oscuros, una sombra tras la cortina o una bombilla parpadeando. Esta percepción del suspense, ya nos demostró él mismo en North by Northwest un Cary Grant corriendo delante de un avión, a plena luz del día en un campo de trigo. ¿Por qué no convertir los románticos búnkers del Carmelo, donde contemplar toda Barcelona, mientras te acecha por la espalda tu asesino? La cárcel Modelo también nos podría servir, con un psicópata escapado de la prisión, al estilo del género slasher, buscando presas en el Eixample.
  • Acción. ¿Imaginan un clímax pirotécnico en las Torres Mapfre? ¿Quién no imagina una escena como protagonizó bruce Willis en el Nakatomi Plaza en la primera entrega de la Jungla de Cristal? Los famosos rascacielos de la ciudad son el escenario perfecto para acabar con todo un ejército de enemigos yendo de edificio en edificio.
  • Comedia. ¿Quién no ha soñado protagonizar su propia película romántica encontrándose a su media naranja en el café Zurich? Quien no haya quedado alguna vez con alguien a las puertas de ese café, es que no ha estado en Barcelona. A partir de ahí, el recorrido para idear el inicio de una bonita historia puede ser del más variopinto. Pero, sobre todo, ¡Evitad la Rambla!
  • Policíaca. Los museos siempre son un buen lugar para colocar una intrigante escena de crimen. Y de eso hay unos cuantos por ofrecer en esta ciudad. Pero para no caer en el tópico, ¿Por qué no crear un plató en la bulliciosa parada de metro de plaza Cataluña? Es una de las principales arterias de Barcelona, con mayor tránsito de personas. Los pasillos que llevan a los ferrocarriles, al metro o al cercanías se entrecruzan y se podría concebir una secuencia de suspense exquisita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s