Acentos, emoticonos y puntos para evitar equívocos


Si de algo se caracteriza la comunicación textual, tan propia de la era digital, es por provocar errores en la emisión de los mensajes en los receptores. Entonaciones malinterpretadas, una palabra mal acentuada que cambia todo el significado del mensaje, descodificar un simple ok, los puntos suspensivos, las exclamaciones y las mayúsculas. En todo ello descargamos toda esa expresión corporal que carecen los mensajes de texto y/o emails y son pozo de discusiones y enfados, a veces sin fundamento.

En los nuevos hábitos de comunicación que hemos adoptado de un tiempo a esta parte, se han modificado las reglas de interpretación de los signos, palabras e incluso silencios

viñeta de Laura Pacheco "Problemas del primer mundo"

viñeta de Laura Pacheco “Problemas del primer mundo”

En los nuevos hábitos de comunicación que hemos adoptado de un tiempo a esta parte, se han modificado las reglas de interpretación de los signos, palabras e incluso silencios. Las palabras, sin volumen, sin tono, sin contacto visual, sin contacto físico… toman una relieve mayor en los mensajes instantáneos que continuamente recibimos en nuestros dispositivos móviles. La forma en que estamos en contacto con cientos de personas a la vez solo leyéndolos, nos obliga a ser más perspicaces en cada palabra que emitimos y recibimos. Ahí es donde unos profesores de Universidad de Michigan y la Universidad Americana vieron un campo de estudio, entre otros, el uso del punto y final como signo de enfado. O sentirnos mancos si no introducimos un emoticono para relajar tensión o transmitir más amor en lo que se dice. El problema reside cuando ese punto el receptor lo entiende intencionado y para el emisor ha sido algo trivial colocarlo al finalizar la frase. O si ese emoticono sonriente es punzante e irónico o solo expresa un poco de alegría.

Las palabras toman una relieve mayor en los mensajes instantáneos que continuamente recibimos en nuestros dispositivos móviles

¿Compartimos todos los mismos códigos no verbales para interpretar lo mismo? Una exclamación puede representar alegría, unos puntos suspensivos tristeza, poner énfasis en una palabra escribiéndola en mayúsculas, unos tímidos “ja ja” para dejar claro que nos hizo gracia aquello. Sin duda, cuanto más enriquezcamos nuestros mensajes textuales, probablemente conseguiremos una comunicación más fluida entre los diferentes interlocutores. Pero también, por favor, es importante no abandonar los acentos ni manipular las palabras. Aliñar las palabras con acentos, emoticonos y signos de puntuación no debe ser un extra, sino una obligación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s