Juegue y olvide que está trabajando


No se asusten, de verdad. No crean que esta redacción se ha vuelto loca. Tome una distancia considerable de su mesa de trabajo si se encuentra en una oficina mientras nos lee, hastiado de su quehacer laboral, o si se encuentra en casa intentando conciliar que no explote la cocina con enviar a tiempo el archivo que su jefe le ha pedido. Aléjese, mire a su alrededor y diga qué es lo que no le gusta. ¿No lo ve? Quizá no sea algo que pueda ver con los ojos. Quizá sea el día a día. Quizá sea que ya se acomodó en un trabajo donde solo recibe órdenes y las acata con tal de llegar a final de mes. Quizá separe su ocio, su pasión del trabajo y crea que son incongruencias unirlos. ¿Y si usáramos las mecánicas del juego en el ámbito laboral?

(autor desconocido) CC

(autor desconocido) CC

Aún son muchas personas (¡y muchas empresas!) que desconocen qué quiere decir gamificación

El empleo de unir las estrategias del juego a entornos menos lúdicos en una primera impresión, como el trabajo, es de lo que se encarga la técnica llamada gamificación. Aún son muchas personas (¡y muchas empresas!) que desconocen qué quiere decir gamificación. De hecho, ni la RAE lo recoge. Aunque ha ayudado que estos últimos tres años se hayan celebrado eventos tan importantes como el Gamification World Congress en Barcelona, donde ha tenido buena acogida.

¿Y qué utilidades tiene – se plantearán- jugar en el trabajo? Muchas. La principal, aunque parezca un oxímoron, es fomentar que nos impliquemos mucho más en el trabajo. Por naturaleza, al ser humano le gusta jugar. El efecto sorpresa, los retos, los objetivos son parte del juego y lo que hace que nos guste. Los videojuegos son una muestra de ello. Somos la primera generación que sigue jugando con las maquinitas habiendo pasado la frontera de los cuarenta años. A través de los videojuegos se evidencia el éxito del juego en la vida adulta, pues no es una cosa solo de niños. A través del juego, también, uno descubre cuál puede ser sus aptitudes, definiendo así sus potenciales, algo de lo que se beneficiaría la empresa, por tener un trabajador haciendo aquello en lo que es bueno, y el empleado, al sentirse más valorado personalmente con su puesto de trabajo.

A través de los videojuegos se evidencia el éxito del juego en la vida adulta, pues no es una cosa solo de niños

Los mundos online y mobile han ayudado a que cada vez interactuemos a través de técnicas lúdicas. Se rompe con el entorno laboral tradicional al que se acude con desidia. Si antes nos sentíamos recompensados laboralmente a través de nuestro sueldo, pero, quizá, frustrados en nuestra carrera laboral, la gamificación ayudaría. No es mano de santo, tampoco crean. También se necesita una empresa que quiera empatizar con su empleado y va a añadir valor a sus empleados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s